jueves, 15 de diciembre de 2011

Barro-Meis acoge en su interior una planta de biomasa forestal




La empresa Montelimpo, de Ourense, se va a convertir en uno de los principales motores económicos del polígono Barro-Meis. La firma ha presentado una solicitud de terrenos para crear una planta de generación eléctrica a partir de biomasa forestal, proyecto que ha remitido a la Consellería de Industria para su exposición pública en los próximos días.

La propuesta que pone encima de la mesa la firma ourensana alcanza los 10 megawatios de potencia y consta de un parque de almacenamiento exterior, procesado y pretratamiento de la biomasa; una caldera de producción de vapor; un conjunto de equipos independientes asociados a la caldera; sistemas auxiliares como un desgasificador térmico, estación de inyección de productos químicos y sistema de extracción de ceniza; un grupo turbogenerador compuesto por una turbina de vapor; y otras muchos elementos técnicos que conviertan las instalaciones en seguras y productivas.

A ello hay que añadir la creación de una subestación que acogerá todos los transformadores necesarios para elaborar la electricidad que genere la combustión de la biomasa.El proyecto reúne todos los requisitos técnicos para asentarse en los terrenos del polígono industrial, aunque deberá superar todavía el período de alegaciones.

La llegada de esta iniciativa es algo que se viene esperando en Meis desde hace años. De hecho, en ese Concello se baraja desde hace años la puesta en marcha de una planta de biomasa que ayude a eliminar la maleza de toda la superficie forestal que posee el municipio. El suministro a la empresa permitiría garantizar la limpieza de un importante número de hectáreas y reduciría al mínimo las posibilidades de un incendio forestal como los que arrasaron gran parte del municipio en el año 2006. El Concello llevaba aguardando por este proyecto desde hace más de un lustro y parece que, por fin, se va a convertir en una realidad.

El parque empresarial de Barro-Meis fue impulsado por la Diputación de Pontevedra, a través del Ipespo, para ofrecer a las empresas suelo industrial de calidad y a un precio competitivo en una zona próxima a la ciudad de Pontevedra y con un buen sistema de comunicaciones muy próximo, ya que cuenta con accesos a la autopista, a la vía rápida de O Salnés y a la futura A-57. Sin embargo, los resultados en este aspecto no han sido del todo positivos, ya que no se ha logrado que en la superficie habilitada para las naves se hayan asentado muchas empresas. De todas formas, se espera cambiar esa tendencia y lograr que, en los próximos años, el polígono industrial se encuentre totalmente copado.

lunes, 28 de noviembre de 2011

La Xunta prohibirá plantar eucaliptos en medio de bosques de especies autóctonas

                                                                
La Xunta aumentará las restricciones sobre los eucaliptos. La nueva Ley de Montes prohibirá plantar estos árboles en zonas de bosques autóctonos. No se podrán intercalar estas especies, consideradas invasoras, con árboles frondosos caducifolios, característicos de Galicia, como los castaños, los robles, los nogales, abedules o alisos... Y, en caso de incendio, tampoco estará permitido repoblar estos montes con eucaliptos. Además se mantiene la obligatoriedad de solicitar un informe de impacto ambiental cuando se quiera plantar un eucaliptal con una superficie superior a las 5 hectáreas.

"Se establecen cortapisas importantes a los eucaliptos. Se incrementan los sistemas de control", sostiene el director xeral de Montes, Tomás Fernández-Couto. Aunque ya existe un decreto, del año 1989, que regula las plantaciones de eucalipto en Galicia y en el que, con carácter general, se impide sustituir una masa frondosa autóctona por un eucaliptal, esta norma estaba teniendo poca repercusión práctica puesto que hasta ahora la Consellería de Medio Rural no podía delimitar la extensión y ubicación de los bosques de especies autóctonas. Una de las novedades que introduce la nueva Ley de Montes es la obligación de la Xunta de inventariar estas masas arbóreas. "Es un avance importante, porque a partir de ahora quedarán registradas y ahí no podrás introducir ni intercalar eucaliptos y además lo haremos por ley", aclara el director xeral de Montes.

Esto supone un giro radical a las políticas públicas que se estaban desarrollando hasta ahora. Aunque el bipartito intentó poner coto a la proliferación de eucaliptos no llegó finalmente a aprobarse ninguna medida para restringir su expansión. Esta especie se introdujo durante el franquismo y en los años noventa su plantación llegó incluso a estar subvencionada. Se trata de un árbol de crecimiento rápido, lo que le da ventaja con respecto a otras especies destinadas al aprovechamiento de la madera. Sin embargo, es invasora y ha ido ganando terreno en los últimos años a costa de las especies autóctonas, además de empobrecer los suelos y de que su elevado carácter pirófito favorece la propagación de los incendios. Según un informe de Greenpeace, podrían ocupar cerca de 245.000 hectáreas de monte gallego. Se estima que de los 600.000 propietarios forestales que hay en Galicia, al menos 120.000 poseen fincas con eucaliptos."Con la nueva ley garantizamos que las masas autóctonas que tenemos no van a desaparecer", advierte Fernández-Couto.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Una mayor utilización de madera española para fabricar papel podría crear hasta 8.000 nuevos empleos rurales verdes


La Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel) ha asegurado hoy que incrementar el abastecimiento de madera nacional, potenciando la competitividad de las plantaciones españolas y la comercialización de su madera, podría suponer la creación de hasta 8.000 nuevos empleos rurales verdes.

Este incremento es uno de los objetivos del sector de la celulosa y el papel para los próximos tres años, según se recoge en la Memoria de Sostenibilidad 2011 de esta asociación.
Para Aspapel, “el desarrollo de nuestro gran potencial forestal, poniendo en valor las grandes extensiones baldías de antiguos terrenos agrícolas y ganaderos ahora abandonados, supone una clara oportunidad para el desarrollo rural y la economía verde. El cultivo de madera para papel es una buena alternativa para la creación de empleo verde rural, contribuyendo además a las rentas de los numerosos pequeños propietarios forestales”.

Sin embargo, tan solo el 70% de los 5,8 millones de toneladas de madera de pino y eucalipto utilizados en España en 2010 para fabricar papel procedían de plantaciones españolas, mientras que el restante 30% se importaban de plantaciones de pino y eucalipto de Portugal, Uruguay y Argentina.

Además, el déficit de madera española, que obliga a recurrir a la importación, supone sobrecoste económico y pérdida de competitividad para el sector de la celulosa y el papel, además del coste medioambiental debido al transporte. En los últimos cinco años la importación de madera para la producción de celulosa para papel se ha incrementado en un 40%, pasando de 1,3 millones de m3 en 2005 a los más de 1,8 millones de m3 actuales.

La madera para papel se cultiva en España en 288.000 hectáreas de plantaciones de eucalipto y 71.000 hectáreas de plantaciones de pino insigne. La mayor parte de esta superficie de plantaciones pertenece a pequeños propietarios forestales.

Esas plantaciones para papel suponen actualmente en España 4.120 empleos directos, relacionados con los trabajos de repoblación y selvicultura de los cultivos de madera, a los que hay que sumar 12.360 empleos indirectos -maquinaria, transporte, talleres…-.

No hay madera española certificada en el mercado

El camino para aumentar el consumo de madera nacional pasa por las mejoras en la gestión sostenible de las plantaciones y su certificación. Actualmente el 100% de las fábricas de celulosa españolas tienen certificada su cadena de custodia con PEFC y/o FSC. Pero, pese al esfuerzo de la industria, apenas hay madera nacional certificada en el mercado.

lunes, 14 de noviembre de 2011

El Consello Forestal apoya la Lei de Montes tras modificarse gran parte del articulado

La Lei de Montes de Galicia resolvió ayer con éxito su penúltimo trámite antes de entrar en el Parlamento. El Consello Forestal dio su visto bueno al borrador del anteproyecto de un texto con el que, en palabras del conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, se pretende «manter a rendibilidade económica, social e ambiental do monte».

Medio Rural había preparado bien la reunión. Previamente contactó bilateralmente con todas las organizaciones del sector. El objetivo era buscar el máximo consenso posible. Fruto de esa negociación, se han aceptado muchas de las alegaciones, lo que ha supuesto modificar el 75?% de los 170 artículos de la ley.

La búsqueda de consenso ha sido exitosa para Medio Rural. Las únicas entidades que ayer mostraron su desacuerdo fueron el Sindicato Labrego Galego (SLG) y la Organización Galega de Comunidades de Montes. El SLG ve en el texto «un atentado contra as explotacións agrarias e gandeiras de Galicia» y advierte que «só é unha ferramenta útil para xeneralizar a invasión do eucalipto en todo o país, pois favorece a introdución masiva de cultivos de agromasa e enerxéticos nos nosos montes», señaló Carmen Freire, secretaria xeral de este sindicato.

Sin embargo, Unións Agrarias ) y Xóvenes Agricultores  valoran el esfuerzo por consensuar la ley y reconocen que se han incorporado al texto buena parte de sus alegaciones. «Non renunciamos a que as que aínda non figuran acaben entrando na lei, pero para iso estará o trámite parlamentario e o desenvolvemento dos regulamentos», explicó el representante de UU.?AA. en el Consello Forestal, Jacobo Feijoo. Ahora el texto pasará al Consello Económico e Social antes de llegar a O Hórreo.

Novedades

Una de las novedades de la ley que se dieron a conocer ayer durante la reunión de este órgano consultivo es la creación del Sistema Rexistral Forestal de Galicia, en el que se recogerán las masas consolidadas de frondosas autóctonas para optimizar su gestión. También la creación de un contrato temporal especialmente orientado a los montes vecinales necesitados de ayuda pública para alcanzar una gestión forestal sostenible.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Cerdedo diseña un proyecto de atracción turística con un parque forestal de ocio



El alcalde de Cerdedo, José Balseiros, mantuvo en la mañana de ayer una reunión con el director xeral de Conservación da Natureza, Ricardo García Borregón, para avanzar en la definición de un proyecto medioambiental y de dinamización turística que, entre otras iniciativas, incluye la creación de un parque forestal de ocio.

La actuación engloba diversas acciones para poner en valor el patrimonio natural del municipio como foco de atracción turística. Diversas de estas apuestas se articularían en base a una ruta Cerdedo-Cabenca-Cavadosa. En este recorrido se podría disfrutar de la belleza del entorno en el que nace el río Seixo, un espacio medioambiental protagonizado por cascadas. En el recorrido existe también un molino, una construcción que se proyecta recuperar. Una vez alcanzada la cesión temporal al Concello por parte de sus propietarios de esta construcción, la idea es recuperar el antiguo aserradero y utilizar el almacén existente para la habilitación de un museo etnográfico.

El alcalde indicó que la ruta diseñada atraviesa diversos espacios de la Red Natura, ámbitos de gran singularidad para los que sería preciso adoptar medidas de preservación de flora y fauna. Además, otro de los puntos de interés que pretende incluir esta actuación es la restauración de estanques y zonas de presas, una labor en la que ya se implicó al Obradoiro de Emprego de Cerdedo. Esta intervención persigue un doble objetivo: regular el cauce del río y promover la creación de espacios apropiados para la cría de truchas. El taller de empleo tiene previsto recuperar siete de estos elementos.

La ruta Cerdedo-Cabenca-Cavadosa encontraría en su discurrir un elevado número de molinos. El regidor local indicó que, con el asesoramiento y ayuda del Instituto Enerxético de Galicia (Inega, la pretensión sería poner a funcionar dos de ellos, a través de la colocación de turbinas, para que pudiesen generar energía eléctrica con la que iluminar, sin coste añadido para las arcas municipales, la ruta y los espacios medioambientales que se desea potenciar.

La idea del Concello es poder contar con el proyecto de toda esta iniciativa a comienzos del primer trimestre de 2012. Seguidamente, se buscará la implicación de distintas administraciones y departamentos. Balseiros reconoció que el momento es complicado pero que el proyecto se presenta de manera compartimentada, de manera que se podría ir dándole impulso a sus distintas partes por fases.

martes, 1 de noviembre de 2011

Reforestar con pinos del sur de la Península limitaría los daños del fuego




José Antonio Vega, experto del Centro de Investigación Forestal de Lourizán y los investigadores Luis Ortiz y Daniel Vega, de la Escuela de Ingeniería Forestal han analizado la resistencia al fuego del pino, "pinus pinaster", en distintas regiones de la península Ibérica. Afirman que conocer la probabilidad de supervivencia de esta especie tras un incendio forestal, resulta crucial para la gestión forestal, debido al gran valor ecológico y económico del pino en Galicia. El estudio de estos investigadores concluye que las especies del sur sobreviven a las llamas en un porcentaje mayor que las del norte de la península, "lo que sirve de indicador para introducir en los montes gallegos los genotipos más resistentes y limitar el efecto de los incendios forestales", explica el profesor Luis Ortiz.


Distintas especies


Estos investigadores han examinado más de 3.000 árboles de distintas especies en zonas afectadas por el fuego, en concreto en Galicia, Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha. 

El trabajo se hizo entre los años 1994 y 2007 y, según sus conclusiones, la especie gallega es la que más índice de mortalidad presenta tras la catástrofe incendiaria. 

La relevancia de este estudio radica en la importante presencia del "pinus pinaster" en la cuenca mediterránea, en concreto en España, donde tiene su mayor extensión y donde se encuentra la mayor variedad de especies. Se trata, según explican, de una consecuencia de ser empleada en procesos de reforestación anteriores.



Indicadores 

Este tipo de estudios, además de indicar el nivel de supervivencia de cada genotipo de pino, ayudan a las comunidades de montes en la toma de decisiones después de un incendio. Así, los expertos marcan una serie de indicadores en función del estado de la copa del árbol, para establecer el momento más idóneo de la tala, una vez que la especie fue alcanzada por el fuego."Identificar el nivel de daños a partir del porcentaje de fracción de ramas secas, facilita la toma de decisiones por parte de los gestores forestales encargados de las labores de regeneración tras un incendio", aclara el profesor Ortiz. Desde el punto de vista económico, indica que conocer el momento idóneo de corte permite evitar que los propietarios se precipiten a la hora de decidir y pierdan la inversión hecha en la plantación.


Escarabajos 


Por otra parte, esta investigación también estudia el efecto del ataque de escolítidos (pequeños escarabajos) en los árboles. Entre las conclusiones de este apartado se subraya que, aunque por sí solos no son capaces de producir la muerte de la especie, sí que causan importantes daños en aquellas especies dañadas por el fuego.

Son algunas de las conclusiones que aporta este estudio elaborado durante trece años por los investigadores de la Universidad de Vigo y del Centro de Investigación Forestal de Lourizán, en Pontevedra.

martes, 25 de octubre de 2011

Productores forestales rechazan cualquier relación entre el eucalipto y los incendios

La Asociación Sectorial Forestal Galega (Asefoga), organización de propietarios forestales, califica de "simplificación" la relación entre incendios forestales y cultivo de eucalipto para la pastera Ence, realizada días atrás por el concejal de Ordenación do Territorio de Pontevedra, César Mosquera. Para esta organización vinculada a Unións Agrarias, las declaraciones de Mosquera son "desafortunadas", porque "el debate entre especies buenas y especies malas está superado", explicó el secretario xeral de Asefoga, Jacobo Feijóo. 

El portavoz de este colectivo entiende que el problema del monte en este aspecto se debe más al "desorden" del terreno forestal que al cultivo de eucalipto. Y argumentó que la mayor parte de los incendios que se producen en Galicia son provocados y que ni la industria ni los propietarios quemarían su propia producción. 
Por otra parte, explicó Feijóo, el 75% de la superficie afectada por incendios forestales en Galicia es matorral. Del 25% restante, correspondiente a arbolado, el eucalipto ocupa entre un 20 y un 30 por ciento de extensión, lo que supone que "15 de cada 100 hectáreas quemadas son eucalipto", por lo que no sería ésta la principal especie afectada por los incendios forestales. "No se trata de especies buenas o malas, se trata de si se gestiona bien el monte o no", concluye Feijóo.

Gorgojo 

Por otra parte, el portavoz de Asefoga hizo un llamamiento a la Xunta de Galicia para que "multiplique los esfuerzos" y la inversión, en combatir la plaga del gorgojo del eucalipto. 

Jacobo Feijóo explica que la provincia de Pontevedra cuenta con medio millón de hectáreas forestales y en el 30% de ellas hay eucalipto, con 71.000 hectáreas como especie principal. Asefoga evalúa que al menos el 43% de las masas de eucaliptos de la provincia están afectados por la plaga del "goníptero", que reduce su productividad y "ocasiona serias pérdidas económicas y medioambientales". 

Asefoga ha calculado que el gorgojo del eucalipto está impidiendo el crecimiento de 275.000 toneladas de eucalipto al año en el conjunto de la provincia. Esto supone unas pérdidas económicas directas de 8,8 millones de euros para los propietarios, a lo que hay que sumar unas pérdidas adicionales de 4 millones de euros anuales, que se dejarían de generar en la tala de esta madera, "equivalentes a 42 empleos directos y otros 16 empleos en transporte, además de empleos industriales". 


Ence 

Por último, el valor de la pasta de papel que se deja de producir es de 50,4 millones de euros. "El gorgojo del eucalipto está devorando todos los años 63 millones de euros de valor añadido en el conjunto de los eucaliptales pontevedreses", según Jacobo Feijóo. Con la madera que deja de crecer en estas comarcas por el efecto de esta plaga, "se podría abastecerse la tercera parte de una fábrica de pasta de papel como la de Ence en Pontevedra". Las pérdidas de producción de madera son comparables a las que habría si ardiesen 2.380 hectáreas de monte, afirma Feijóo. 

jueves, 20 de octubre de 2011

El sector forestal respalda la segunda edición del monográfico Galiforest






El sector forestal respalda y colaborará en la organización del segundo certamen monográfico Galiforest que gestiona la Feira Internacional de Galicia y que se desarrollará en el monte e instalaciones del Centro de Experimentación Agroforestal de Sergude, en Boqueixón, del 28 al 30 de junio del año 2012.

El respaldo se constató ayer en la primera reunión del comité organizador en Silleda con la presencia su presidente, el director xeral de Montes Tomás Fernández-Couto Juanas, quien destacó los buenos resultados de la pasada convocatoria y confirmó que la consellería «segue a apoiar esta feira e fará todo o posible para que a próxima edición volva a ser un éxito».

Concurrieron quince representantes de asociaciones, entidades y empresas del sector a nivel regional y nacional. Entre otros, los presidentes de la Asociación Profesional de Selvicultores Silvanus y de la Asociación Forestal Frouma, los secretarios de la Asociación Sectorial Forestal Galega y de la Confederación Galega de Empresarios da Madeira (Confemadeira Galicia). También concurrieron los directores del Centro de Investigación Forestal de Lourizán, de la Escola de Capataces de Lourizán y el del Centro de Formación e Experimentación Agroforestal de Sergude. El gerente del Colexio Oficial de Enxeñeiros Técnicos Forestais de Galicia y un representante de Certificación Forestal Paneuropea (PEFC Galicia), también acudieron a la cita donde no faltaron empresarios de Hitraf, Agroteibe, Severino Rial Botana, Maquinaria Agrícola Cancela, Grupo Villapol y Naturgalia.
La reunión se centró en iniciar el proceso comercializador y en propuestas de actividades para lelas a la exposición comercial.

viernes, 7 de octubre de 2011

Ence producirá y comprará solo madera con certificación forestal a partir de 2014


El 89% de las hectáreas que gestiona en Galicia 

tiene los sellos PEFC o FSC, exigidos por sus clientes



Ence utilizará como materia prima en su producción solo madera con certificación forestal a partir de 2014. Un sello de gestión responsable que se autoimpondrá en la totalidad de su patrimonio forestal y que exigirá a la madera que compre.

A día de hoy la compañía presume de tener ya el 88,8% de las 10.700 hectáreas que gestiona en Galicia con certificación forestal: 9.500 con el sello PEFC (Programme for de Endorsement of Forest Certificacion Schemes) y 2.650 con el marchamo FSC (Forest Stewardship Council) y de sumar entre el patrimonio cultivado por sus filiales en España y Uruguay 114.686 hectáreas acreditadas.


Juan Luis Arregui, presidente del grupo Ence, reiteró esta apuesta por una gestión del bosque sostenible en una reunión auspiciada en Madrid por la sección española de Forest Stewardship Council (FSC), en la que también participaron SEO/BirdLife y CC.OO, y en la que se elaboró un documento que con el nombre "Una legislatura para los bosques. Propuesta política de FSC-España para las elecciones generales" se remitirá a todos los partidos que estarán en la cita electoral del 20-N con el objetivo de que se comprometan, si llegan a gobernar, a poner en marcha políticas forestales sostenibles.
Arregui habló de la gran aportación de las masas forestales a la economía y lo ejemplificó son su empresa que "genera cada año más de 11.000 empleos en España, 3l 65% de ellos en zonas rurales y donde, gracias a una gestión sostenible se fija la población".


La apuesta de Ence por la madera certificada afectará de manera directa a miles de productores forestales de Galicia, una comunidad en la que el minifundismo y el monocultivo del eucalipto (madera comprada casi en exclusiva por Ence) se solapan en gran parte del territorio. 


Esta dualidad constituye un lastre para la obtención de las certificaciones de sostenibilidad tal como quedó acreditado en el reciente congreso internacional celebrados en la Escuela de Forestales de Pontevedra, en el que expertos de diez países analizaron posibles fórmulas para que los pequeños propietarios puedan acceder a la marca de calidad FSC.


Una radiografía del territorio forestal gallego da idea de la necesidad de mancomunar las actuaciones: 700.000 propietarios particulares que gestionan algo más de 1,2 millones de hectáreas, lo que habla de parcelas de en torno a una hectárea de superficie, y 2.800 comunidades de montes que se ocupan de otras 680.000 hectáreas.


miércoles, 5 de octubre de 2011

Os montes galegos precisan do selo de calidade FSC para non quedar fóra do mercado europeo

O minifundio, a propiedade privada e a idade dos produtores, 
principais atrancos para conseguir a acreditación

Galicia representa o 50% da produción forestal de toda España o que a converte nunha das principais potencias mundiais en produción de madeira. A diferenza de outros territorios europeos provedores de masa forestal, os montes galegos aínda non contan cun selo de calidade internacional, o certificado FSC, que acredite oficialmente unha boa xestión forestal. Para facer fronte a esta realidade, a Escola de Enxeñaría Forestal acolle o 3rd Annual Meeting of the FSC Network of European Smallholders, un encontro organizado pola FSC Internacional (Consello de Administración Forestal) en colaboración co grupo de investigación AF4 da Universidade de Vigo na procura de solucións que permitan adaptar os requirimentos do certificado FSC á realidade do monte galego “para poder volver a competir coas principais potencias e non continuar perdendo cota de mercado”, segundo explicou o profesor Juan Picos no acto de inauguración.

A FSC Internacional, unha organización sen ánimo de lucro fundada para promover o manexo responsable dos bosques, reúne por primeira vez en España a expertos procedentes de Portugal, Reino, Unido, Finlandia ou Suecia para afondar nas particularidades e complexidades da masa forestal en Galicia. Por unha banda, nos montes galegos abunda o minifundismo, “que representa un 80% dos montes galegos e cunha superficie media de 0,5 hectáreas, algo minúsculo en comparación co que entenden por monte pequeno na organización”, apuntou Isabel Puentes, técnica do Grupo Galego de Certificación Forestal e Cadea de Custodia, CFCCGA. Por outro lado, hai unha maior xestión privada, que representa un 25% do total, “e implica tratar con miles de interlocutores” e finalmente, a idade avanzada dos propietarios, “un gran problema á hora de tentar formalos na correcta administración da masa forestal”, sinalou Juan Picos. Shoana Humphries, xerente de política social de FSC Internacional, explicou na súa intervención algunhas das medidas que a organización xa está levando a cabo para simplificar o proceso aos pequenos propietarios tanto en relación cos custes como de esforzos. “Nos minifundios o auditor non visita tanto o campo, o que xa implica un aforro ", exemplificou Humphries que tamén confirmou que aos pequenos propietarios achégaselles documentación máis simplificada.

A pesar destas complexidades, os montes deben loitar polo selo de calidade FSC para garantir ao consumidor que a xestión forestal foi realizada baixo criterios de sustentabilidade e cun seguimento fiable dende a orixe dos produtos forestais, pois “cada vez máis, os compradores esixen que a mesa ou o papel que mercan proveñen de fontes coñecidas, xustas e sustentables”, explicou Puentes.


Experiencias de éxito no norte de Galicia

Durante a xornada foron varios os profesionais que explicaron casos prácticos que se están levando a cabo para conseguir o selo de calidade FSC. Isabel Puentes, técnica do CFCCGA, compartiu a experiencia de conseguir o certificado PEFC, similar ao FSC, para máis de 3000 hectáreas do norte de Galicia, “mediante a creación dun plan de xestión conxunto compartido por moitos propietarios”. Ese plan xestor recolle as principais indicacións a longo prazo, “especificando canto hai que cortar, cando hai que facelo...”. Tal foi o éxito da práctica que o CFCCGA está a deseñar unha estratexia semellante para a costa atlántica “ademais de seguir traballando para conseguir que os terreos que xa teñen o selo PEFC consigan o FSC, adaptándose aos seus requirimentos, que son algo máis estritos”, explicou Puentes.

As xornadas continuarán este martes a porta pechada nunha sesión na que os membros de FSC Internacional definirán as principais liñas de acción que se levarán a cabo no vindeiro ano. O encontro rematará o xoves 6 de outubro cunha visita aos montes veciñais e pequenas propiedades do sur de Galicia e norte de Portugal.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Ence te muestra el proceso de producción en la planta de Pontevedra

En este video te mostramos cómo es el proceso de producción en la planta de Pontevedra: cómo se fabrica la la celulosa y cómo es la generación de energía con la biomasa. En esta energía limpia Ence es líder en España.Una vez se obtiene el resultado final (pasta de papel y energía de biomasa), Ence lo exporta desde Pontevedra a clientes de toda Europa.



Mas información: www.ence.es

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Especial Montes




Explora as diferentes formas de unión de propietarios forestais para combatir un mal endémico do rural galego: o minifundismo. Convencidos de que a división do terreo en pequenas parcelas só pode conducir á improdutividade e polo tanto ao abandono, de cotío preparando o terreo para o lume, os propietarios teñen cada vez máis claro que deben xuntarse para compartir gastos e propiciar unha economía de escala que dea rendibilidade ao monte. En Vilatuxe (Lalín) e Trabada, no norte de Lugo, o programa se achega a dous bons exemplos de colectivización da produción forestal: os donos dos terreos amósanse comprometidos nos proxectos, satisfeitos coas súas implicaciónsmedioambientais e optimistas ante as perspectivas de negocio abertas

jueves, 22 de septiembre de 2011

El ÁRBOL MÁS GRANDE DE ESPAÑA


Cuentan los inventarios forestales que en Galicia hay 600 millones de árboles, yo no he tenido el gusto de contarlos, pero doy fe de que existen bosques especialmente mágicos y árboles espectaculares. Un solo árbol puede dar sentido a un bosque, a un pueblo o a una persona. Este es el caso del “Abuelo” en Chavín. En esta pequeña aldea de 45 habitantes, perteneciente al Concejo de Viveiro (Lugo), existe un eucaliptal que forma parte de la historia natural de Galicia.




El eucaliptal de Chavín también denominado Souto da Retorta, estadeclarado Monumento Natural. Aquí se introdujeron los primeros y polémicos eucaliptos con el fin de ayudar al drenaje de los terrenos bajos tras las crecidas del río Landro. Entre 600 gigantes que fueron plantados entre 1880 y 1912 encontramos al “Abuelo”, un inmenso eucalipto blanco o albar (Eucalyptus globulus) que supera los 80 metros de altura y tiene un diámetro superior a 2,50 m. (como vereís en esta foto que tome, fueron necesarias 7 personas para abrazarlo). Se sabía que era el mayor de Galicia, pero, según el reciente libro Árboles Monumentales de España, también lo es de España, e incluso aseguran que de Europa. No quiero ser incredulo pero en mi humilde opinión discrepo en que “El Abuelo” sea el árbol más alto de España o Europa. Sus 10,5 metros de perímetro de tronco, tampoco le hacen ser el mas grueso pues hay castaños que alcanzan la docena de metros. Por el contrario pienso que “El Abuelo” probablemente sea el mas grande de España, es decir, el que cubica mayor volumen de madera (75,2 metros cúbicos, según datos del Servicio de Espacios Naturales y Biodiversidad de Galicia) y por supuesto uno de los mas altos. El día que visite este majestuoso monumento de la naturaleza, me encontré con un maderista y mantuvimos a los pies del “Abuelo”, una agradable conversación. Me comentó que no hace mucho, talaron un eucalipto del cual sacaron 45 trozas de 2 metros. Teniendo en cuenta la parte no maderable del raberón que desecharon, y contando con que los datos que me ofreció este maderista fueran de fiar, estaríamos hablando de un ejemplar que superaría con creces los 90 metros. En mi próxima escapada intentaré pedir prestado algún Vertex III o Blume Leiss al departamento de selvicultura para poder confirmar la altura del “Abuelo”.




Fuente: http://forestman.espacioblog.com/

martes, 13 de septiembre de 2011

El MARM publica el Decreto de lucha contra la tala ilegal de madera

También impulsará la certificación forestal de los bosques españoles,
 contribuyendo de esta forma a la gestión forestal sostenible de nuestras masas forestales. 


Obligará a los agentes que comercializan madera en el mercado interior (importada o producida en nuestro país) a desarrollar y poner en práctica un sistema de diligencia debida que permita acreditar la legalidad de la madera comercializada.También impulsará la certificación forestal de los bosques españoles, contribuyendo de esta forma a la gestión forestal sostenible de nuestras masas forestales.Promoverá la adquisición de productos forestales procedentes de bosques certificados en los procedimientos de contratación pública de las Administraciones.
  
El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM) somete a información pública la propuesta de Real Decreto de lucha contra la tala ilegal de madera y de medidas de fomento del uso de productos forestales con garantía de legalidad de su origen.El proyecto de Real Decreto, que impulsa el MARM, persigue dos grandes objetivos: por un lado, desarrollar en el ámbito interno la normativa comunitaria de lucha contra la tala ilegal de madera y su comercio asociado; por otro, promover desde las Administraciones Públicas los productos forestales con garantías de legalidad de su origen.

La normativa comunitaria de lucha contra la tala ilegal de madera (Reglamento UE 995/2010 de la madera o de la diligencia debida), y la que promueve la mejora de la gobernanza forestal en los países en desarrollo exportadores de madera (Reglamento CE 2173/2003 FLEGT: Aplicación de las leyes, gobernanza y comercio forestal) obligan a los Estados miembros de la UE a designar Autoridades competentes en cada Estado Miembro, responsables de la aplicación, seguimiento y evaluación de ambas normas en cada uno de los estados.

El proyecto de Real Decreto determina cuáles son las autoridades competentes españolas en esta materia y determina sus funciones. Por otro lado, y en sintonía con lo que determina esta normativa europea, prohíbe, con carácter general, la comercialización en España de madera aprovechada ilegalmente o de productos derivados de esa madera. Asimismo, obliga a los agentes que comercializan madera en el mercado interior (importada o producida en nuestro país) a desarrollar y poner en práctica un sistema de diligencia debida que permita acreditar la legalidad de la madera comercializada. Esta diligencia debida la podrá ejercer el agente de manera individual o a través de las denominadas entidades de supervisión.

En otro ámbito, el proyecto de Real Decreto pretende también impulsar la certificación forestal de los bosques españoles, contribuyendo de esta forma a la gestión forestal sostenible de nuestras masas forestales. Para ello, se dará desarrollo a los artículos 35 y 35.bis de la vigente Ley de Montes asegurando, por un lado, que el proceso de certificación forestal resulte voluntario, transparente y no discriminatorio y, por otro, velando por que los sistemas de certificación actualmente vigentes en España contengan requisitos de criterios ambientales, económicos y sociales que permitan su homologación internacional.Asimismo, esta norma pretende que en los procedimientos de contratación pública las Administraciones Públicas eviten la adquisición de madera y productos derivados procedentes de talas ilegales, favoreciendo al mismo tiempo la adquisición de productos forestales procedentes de bosques certificados.

El proyecto de Real Decreto está disponible para consulta y participación en la web del Ministerio hasta el 19 de septiembre de 2011.

lunes, 4 de julio de 2011

La lei de Montes fija distancias de plantación

La Lei de Montes está siendo explicada en su fase de borrador de anteproyecto. Uno de sus anexos recoge las distancias mínimas a respetar por las nuevas plantaciones forestales.

Establece nueve variables. La distancia mínima con parcelas forestales queda en 2 metros; con terrenos situados en suelo rústico de especial protección agropecuaria, 10 metros; con zonas dedicadas a labradío, cultivo, prados o pastos no clasificado de especial protección agropecuaria, 5 metros con especies frondosas y 10 con el resto.

La distancia con la arista exterior de explanación de vías y ferrocarril será de 4 metros o 10 según la especie; con pistas forestales principales, 2 metros cuando se empleen las especies frondosas y 6 en el resto; la distancia desde la proyección de los conductos eléctricos de la infraestructura de tendidos, 5 metros para todas las especies; con los canales fluviales de más de dos metros, 5 metros de distancia si son frondosas y diez el resto contando desde el dominio público.

La distancia a viviendas y construcciones legalizadas, suelo urbano, núcleo rural y suelo urbanizable delimitado, 10 metros con frondosas y 30 con otras especies; y, la distancia con gasolineras, industrias con actividad peligrosa, deberán plantarse a 25 metros con frondosas o a 50 para el resto.

miércoles, 22 de junio de 2011

O Pladiga 2011 mantén os medios humanos e materiais e incorpora melloras organizativas e técnicas na loita contra o lume


 MEMORIA

 ANEXOS

 MAPAS


O Plan de prevención e defensa contra os incendios forestais de Galicia de 2011 foi presentado polo conselleiro do Medio Rural e o director xeral de Montes, e será avaliado o vindeiro luns polo Consello Forestal, antes de ser sometido ao Consello da Xunta.

O seu obxectivo xeral é reducir ao mínimo posible os danos ecolóxicos, económicos e sociais producidos polos lumes forestais na nosa Comunidade.Está prevista a mobilización de 6.052 persoas en tempada de máximo risco e o emprego de preto de 40 medios aéreos e uns 300 en terra.

Como novidades deste ano salientan o emprego de avións lixeiros para tarefas de coordinación, a mellora do Índice de Risco Diario de Incendio (Irdi), o levantamento con GPS do perímetro de todos os lumes e a utilización, en probas, dun novo aditivo para mellorar a eficacia da auga na extinción.

O conselleiro do Medio Rural, Samuel Juárez, e o director xeral de Montes, Tomás Fernández-Couto, presentaron hoxe en rolda de prensa o Plan de prevención e defensa contra os incendios forestais de Galicia (Pladiga 2011), que o vindeiro luns será analizado no seo do Consello Forestal de Galicia –órgano consultivo e asesor da Administración Forestal– e que a vindeira semana será sometido ao Consello da Xunta.

Na presentación, Samuel Juárez explicou que o Pladiga 2011 presenta unha continuidade, nas súas liñas fundamentais, con respecto ás últimas campañas. Así, tanto os medios humanos como materiais son semellantes aos empregados o pasado ano 2010 e tan so se introduciron algúns axustes para mellorar o operativo.

O obxectivo xeral deste plan é reducir ao mínimo posible os danos ecolóxicos, económicos e sociais producidos polos lumes forestais na nosa Comunidade Autónoma. Ademais, mantéñense practicamente os obxectivos complementarios establecidos o pasado ano, no sentido de non superar a media de 3 hectáreas de superficie afectada por lume e, en canto ao tamaño dos incendios, manter o número dos maiores de 25 hectáreas por baixo do 2% do total e a porcentaxe daqueles menores de 1 hectárea por riba do 70% do total.

Todo isto mantendo tamén o obxectivo de reducir o número de lumes e a superficie queimada total con respecto da media dos últimos dez.

Dispositivo humano e material

No Pladiga 2011 está prevista a mobilización de 6.052 persoas en tempada de máximo risco (en 2010 foron 6.085). Estes seis milleiros amplos de profesionais contra os lumes forestais terán ao seu dispor este verán, na temporada de máximo risco, 39 medios aéreos, entre os propios da Xunta e os que aporta o Estado e os diferentes Corpos e Forzas de Seguridade, aos que cómpre engadir outros medios do Exército de dispoñibilidade compartida con outras comunidades autónomas.

En terra, o Pladiga 2011 recolle uns 300 medios de loita contra o lume, entre os que cabe salientar as 156 motobombas do SPDCIF (Servizo de Prevención e Defensa contra os Incendios Forestais) da Xunta.

Novidades

O titular de Medio Rural explicou as principais novidades do Pladiga 2011, salientando o emprego de avións lixeiros para tarefas de coordinación, a mellora do Índice de Risco Diario de Incendio (Irdi), o levantamento con GPS do perímetro de todos os lumes e a utilización, en probas, dun novo aditivo para mellorar a eficacia da auga na extinción.

Avións lixeiros

En relación co uso de avións lixeiros, segundo explicou Juárez, a súa incorporación ten como principais vantaxes un dobre rendemento e autonomía de voo (2 horas helicópteros / 4 horas avións) e a metade de custo, o que permite ao tempo unha xestión eficaz e eficiente en materia orzamentaria, Ademais, multiplícase por tres o seu servizo de coordinación, ao non precisar tempo de espera en terra tras repostar (poden volver ao servizo de maneira inmediata tras repoñer combustible, porque non precisan agardar, como ocorre cos helicópteros, para refrixerarse).

Como consecuencia das dúas vantaxes anteriores, presentan unha terceira, que sería o incremento da súa operatividade nas labores de coordinación na prevención e extinción o que proporciona maior eficacia e seguridade para todo o operativo.

Índice de Risco Diario

Outra das melloras introducidas no Pladiga atinxe ao Índice de Risco Diario de Incendio (Irdi). O titular de Medio Rural sinalou que este indicador fíxose máis sensible á hora de considerar o vento como factor de risco non só para a ignición, senón tamén para a propagación do lume. Deste xeito, refórzase o seu papel como instrumento de prevención.

O Irdi, cuxa actualización é diaria, ten en conta variables coma as condicións de seca dos últimos meses, semanas e días –e de xeito particular o estado das matogueiras, o pasto e os chamados combustibles mortos (tanto os grosos coma os medios ou mesmo os finos)–, así como as condicións do vento (e o efecto da súa propagación), de tal xeito que se formula en 5 rangos, que miden o risco desde o nivel “baixo” ata o “extremo”, gradación que se expresa, tamén, nun código de cores.

Localización e perímetro dos lumes

Na súa comparecencia, Samuel Juárez avanzou tamén que Medio Rural dispón xa de información xeo-referenciada de todos os lumes rexistrados en Galicia durante o ano 2010, e estanse incorporando os de 2011, feito no que a nosa Comunidade é pioneira dentro de España.

Tódolos técnicos e axentes da Consellería dispoñen de cadanseu dispositivo GPS, para realizar este labor.

Engadiu o conselleiro que neste mesmo ano se comezará a distribuír esta inxente información (a máis precisa, dispoñible tecnicamente, para determinar a localización e os perímetros afectados polo lume) a tódolos organismos e administracións encargadas de controlar o uso dos solos queimados.

Deste xeito será posible que os incendios permanezan delimitados e visibles (tanto a súa localización xeográfica precisa como a superficie afectada), malia que os solos se rexeneren e a cuberta vexetal se recupere e será posible un control máis eficaz da utilización dos solos queimados, tal e como establece a normativa.

Maior eficacia na extinción

Samuel Juárez deu a coñecer tamén que nesta campaña de alto risco de lumes a Consellería vai probar como se desenvolve no operativo de extinción un novo aditivo que mellora sensiblemente a eficacia da auga na loita contra os incendios.

O conselleiro explicou que este produto compórtase como axente retardante e extintor da combustión e que ten dúas formas posibles de acción. Unha a curto prazo, disolto en auga, aplicada directamente ás lapas no ataque ao lume e outra, como retardante a longo prazo, xa que aplicado sobre a vexetación mantén durante varios días a capacidade de inhibir a combustión. Neste sentido, pode ser utilizado como cortalumes dentro das operación de extinción.O aditivo xa foi probado con éxito noutras latitudes e en Galicia de maneira experimental.Outra vantaxe que ofrece é que permite economizar ata en un 30% o consumo de auga.

lunes, 13 de junio de 2011

Luz verde a Lei de Montes de Galicia

agalega.info - Videos das noticias dos informativos da TVG


A Lei de Montes fomenta a xestión forestal a partir dun aproveitamento sostible e integral da súa riqueza 

  • Dado que o 97% da propiedade forestal é privada, particular ou veciñal en man común, establécese un marco claro que aporta seguridade xurídica aos propietarios forestais, auténticos protagonistas no marco da xestión forestal sostible
  • A norma, analizada hoxe no Consello da Xunta, regula de xeito amplo e pormenorizado todo o relativo á ordenación, planificación, defensa e aproveitamento do monte galego e busca reducir o tradicional minifundio da propiedade forestal
  • Ordena os aproveitamentos forestais optimizando as diversas actividades e usos que permite o monte (madeira, pastoreo, caza, biomasa, froitos, etc)
  • Por primeira vez regúlanse de maneira clara e simple, nunha única disposición, as distancias mínimas que teñen que cumprir as novas repoboacións forestais respecto doutros cultivos e de fincas, edificacións e instalacións, entre outros

A Lei de Montes elaborada pola Consellería do Medio Rural e analizada hoxe polo Consello da Xunta ten por obxecto establecer un réxime xurídico estable que se adecúa á realidade galega e dá resposta ás continuas demandas que formulan os distintos axentes vinculados ao sector forestal. Define polo miúdo as competencias das administracións públicas; clarifica o réxime xurídico dos montes e refire as distintas tipoloxías de propiedade forestal; impulsa instrumentos de planificación forestal, a través de plans de ordenación dos recursos forestais (PORF); define os distintos tipos de aproveitamentos do monte e regula as infraestruturas forestais e a cadea monte-industria.


O texto legal, cuxos detalles foron explicados polo presidente da Xunta e o conselleiro do Medio Rural na rolda de prensa posterior ao Consello, contempla tamén o relativo ás accións e instrumentos de fomento forestal (SOFOR); aborda ademais os recursos xenéticos forestais, a defensa fitosanitaria e a educación, divulgación, formación e investigación e introduce modificacións na Lei de prevención de incendios que favorecen o seu cumprimento e aplicación.

Importancia forestal de Galicia

A Lei de Montes quere contribuír a poñer en valor a importancia do sector forestal para a nosa Comunidade e o lugar esencial que ocupa Galicia nesta materia, como indiscutible primeira potencia forestal de España e unha das máis importantes de Europa.

Neste sentido, na exposición de motivos lémbrase que dúas terceiras partes do territorio galego son forestais, e que a superficie forestal arborada representa o 48% do total do territorio galego, superando os 1,4 millóns de hectáreas e producindo anualmente máis de 7 millóns de metros cúbicos de madeira, a mesma cantidade que todo o Reino Unido ou que Italia e Bélxica xuntas.

No inicio do texto lexislativo ponse o acento, ademais, na importancia ambiental do noso monte, insistindo en que unha parte significativa da Rede Galega de Espazos Naturais Protexidos (polo tanto en Rede Natura) se atopa en terreos forestais, e recórdase que o monte é un espazo que determina en gran medida a paisaxe e a identidade da nosa Comunidade.

Propiedade privada

Por outra banda, signifícase que a gran maioría dos montes e terreos forestais galegos son de propiedade privada, incluíndo os chamados de varas, abertais, de voces ou de fabeo (propiedade de varias persoas, consonte ao costume), entre os que cabe incluír a figura tipicamente galega dos montes veciñais en man común, como propiedade privada de natureza xermánica especial colectiva. Con respecto a esta última, advírtese que esta lei non desenvolve o seu réxime xurídico ao considerarse que debe manter, como ata agora, unha singularidade normativa específica acorde co seu réxime xurídico, no marco definido polo Estatuto de Autonomía de Galicia.

Estrutura da lei

A Lei de Montes estrutúrase nun título preliminar; doce títulos (con 146 artigos en total); cinco disposicións adicionais; nove transitorias; unha derrogatoria e catro derradeiras, incorporando dous anexos nos que se relacionan as especies forestais de crecemento lento e, por primeira vez nunha única disposición, as distancias mínimas que teñen que cumprir as novas repoboacións forestais.

En  primeiro lugar, establécense os dereitos dos propietarios dos montes recoñecendo a súa función social. No apartado das competencias das administracións públicas inclúese o Consello Forestal de Galicia.

Reducir minifundismo

Defínese tamén a clasificación dos montes en función da súa titularidade e do seu réxime xurídico, diferenciando os montes públicos dos privados e detallando as distintas tipoloxías, cunha mención especial dos públicos e da figura do deslinde (delimitación dos perímetros dos montes), importante para afondar no obxectivo de reducir o minifundismo forestal.

Na Lei dise que o deslinde poderá ser promovido pola Administración ou a instancia dos propietarios ou titulares de dereitos sobre as parcelas. Detállase o procedemento e establécese que o deslinde aprobado e firme supón a delimitación do monte e declara con carácter definitivo o seu estado posesorio, a reserva do que puidera resultar dun xuízo declarativo de propiedade.

Parcelacións

En relación coa organización da propiedade, o artigo 69 establece límites ás parcelacións, divisións ou segregacións, de tal xeito que non se poderán realizar nin autorizar cando o resultado sexan parcelas de superficie inferior a 15 hectáreas. Do mesmo xeito, a efectos de obter axudas públicas, esixirase que os procesos de concentración parcelaria en terreos forestais cumpran, entre outros requisitos, o de dispoñer dunha superficie mínima, no ámbito a concentrar, de polo menos 15 hectáreas.

Actividade forestal
Concrétase tamén o concepto de “actividade forestal” como aquela relativa á conservación, mellora e aproveitamento dos montes (madeira, biomasa, pastos, caza, cogomelos, aromáticos, froitos). As modificacións entre os usos forestais e agrícolas son consideradas como cambios de actividade por esta Lei. Ademais, establecese que en terreos afectados por incendios forestais, non se poderá producir un cambio de uso nun período de 30 anos.

Os cambios de actividade forestal a agrícola, para a mellora da viabilidade das explotacións agrarias, e viceversa (da actividade agrícola á forestal), poderanse realizar cunha serie de cautelas que se establecen na propia norma. Así, por exemplo, no primeiro caso regúlase que o cambio en superficies maiores de cinco hectáreas será necesaria a autorización da Administración forestal e, naquelas poboadas de matogueiras ou especies do xénero Acacia poderase facer previa comunicación en terreos de ata quince hectáreas, sendo precisa a autorización para superficies maiores. Nas modificacións de actividade agrícola a forestal, só poderán forestarse os terreos agrícolas que non formen parte dun banco de terras ou instrumento semellante, e cando cumpran algún dos seguintes supostos: Que linden con terreos forestais, cando se utilicen frondosas caducifolias; que constitúan enclaves agrícolas de ata cinco hectáreas utilizando as especies das superficies limítrofes ou frondosas caducifolias ou que se destinen a plantacións forestais para determinados froitos (noces, cereixas, castañas ou similares).

Tamén se contemplan supostos especiais para os montes veciñais en man común, cuxos cambios de actividades estarán condicionados á modificación e aprobación do seu proxecto de ordenación; para espazos naturais, nos que existe a obriga de contar coa autorización da Dirección Xeral de Conservación da Natureza; para zonas de concentración parcelaria que deberán ter en conta o plan de ordenación de cultivos ou forestal.

Regúlanse tamén as repoboacións forestais e as súas condicións, prohibindo expresamente aquelas realizadas co xénero Eucaliptus naquelas superficies poboadas por determinadas especies de crecemento lento (un total de 23 diferentes coníferas e frondosas que se especifican no anexo I), incluso con posterioridade ao seu aproveitamento ou afectación por un lume forestal.

As novas repoboacións a partir da entrada en vigor desta norma deberán cumprir unhas distancias respecto doutros cultivos, así como de fincas, instalacións, etc., que se recollen no anexo II da Lei [Xúntanse ambos anexos].

Ordenación dos montes

O texto lexislativo dedica un capítulo á planificación e ordenación forestal, articulándose os instrumentos da mesma en torno a plans de ordenación de recursos forestais (PORF). Contémplase a redacción das instrucións xerais para a ordenación dos montes e os instrumentos de ordenación e xestión forestal, cuxo contido e estrutura axústanse ás necesidades dos propietarios, simplificándose ao máximo.

O instrumento de ordenación é obrigatorio para todos os montes, a partir de determinadas superficies, concretándose distintos prazos para o seu desenvolvemento. Neste sentido, o Plan Forestal de Galicia terá carácter vinculante e determinará o marco no que se elaborarán estes plans, que deben coordinarse cos correspondentes plans de prevención e defensa contra incendios forestais. As axudas e subvencións da Administración condicionaranse a que, no momento da solicitude, exista un instrumento de ordenación ou xestión aprobado e vixente, contemplando os prazos da normativa básica.

Aproveitamentos forestais
O título cuarto da nova lei regula os aproveitamentos forestais, distinguindo os madeirables dos non madeirables, entre os que destacan, pola súa incidencia social, económica e ambiental, o cinexético e o pastoreo, prestándose unha especial atención a este último. Establécese que o dereito de pastoreo no monte corresponde ao seu propietario e que o aproveitamento de pastos realizarase de xeito compatible e respectuoso coa conservación do potencial produtivo do monte e as actuacións de rexeneración do arborado. Ademais, o gando que deambule nas zonas forestais sen identificación nos casos nos que exista esta obriga legal, sen dono coñecido, terá a condición de mostrenco.

A xestión e administración destes animais será competencia dos concellos onde deambulen, podendo dispor deles. Os propietarios dos terreos forestais afectados poderán retirar polos seus propios medios dito gando e poñelo a dispor do concello. Dicir ademais que, no caso de montes con contratos de xestión pública e nos montes titularidade da Xunta de Galicia xestionados pola Administración forestal, a retirada do gando será da súa competencial. A Consellería competente en materia de montes establecerá canles de colaboración cos municipios para a realización destes labores, buscando un abaratamento dos custos e unha simplificación dos trámites.

Formulación integral do ámbito forestal

A norma presentada hoxe tamén dedica títulos ás infraestruturas forestais, á cadea monte-industria (creándose unha Mesa da Madeira e o Rexistro de empresas do sector) e á certificación forestal, ferramenta clave para garantir a trazabilidade dos produtos forestais galegos. A educación, divulgación e investigación, así coma os recursos xenéticos forestais e as enfermidades forestais e a defensa fitosanitaria, tamén se recollen no texto legal con títulos propios. O título sobre o fomento forestal, inclúe na súa regulación as sociedades de fomento forestal (SOFOR), que se configuran como entidades mercantís que agrupan dereitos de uso e aproveitamento de parcelas e que se estiman como piares fundamentais para o futuro desenvolvemento forestal da Comunidade Autónoma.

Por último, na Lei especifícase o réxime sancionador, desde a filosofía de conxugar a súa regulación, o rigor co infractor e a proporcionalidade debida entre a infracción cometida e a sanción imputada. A lei regula a cualificación dun terreo como forestal, as cotas mínimas de reinvestimentos en mellora e protección do monte, a consolidación legal da figura das SOFOR, o réxime de mecenado, os bosques como sumidoiros de carbono e a modificación da lei de incendios para mellorar a súa eficacia na loita contra os lumes forestais. En canto aos reinvestimentos, establécese que, nos montes públicos patrimoniais protectores e veciñais en man común, as contías (cotas) mínimas para mellora e protección forestal serán do 40% de todos os ingresos xerados e do 100% dos xerados a partir dos produtos resultantes de incendios forestais, considerándose ademais incluídos entre os fins de interese xeral, a efectos de incentivos fiscais, os orientados á xestión forestal sostible.

Melloras na normativa sobre incendios forestais

En relación coa norma sobre prevención de incendios, simplifícanse e incardínanse de xeito máis adecuado os distintos niveis de planeamento; recóllense uns contidos mínimos dos Plans Municipais de prevención e defensa contra incendios forestais; intégranse nos plans de distrito os de prevención e defensa das zonas de alto risco e redefínense os diferentes niveis de redes de faixas de xestión de biomasa, clarificando responsabilidades directas e subsidiarias, e integrándoas nos correspondentes plans de distrito ou municipais. Ademais, modifícanse as distancias de seguridade en torno ás vivendas e instalacións. Algúns dos cambios concretos máis salientables na lei sobre incendios son os seguintes: Establécese a obriga de xestionar biomasa arredor de 50 metros dos núcleos de poboación (antes eran100 metros), edificación, urbanización, depósito de lixo, cámpings, obras, parques e instalacións industriais situadas a menos de 400 metros do monte. Ademais, nos 30 metros (antes eran 50) desde o extremo da propiedade non poderá haber especies sinaladas na propia norma anti-lumes [piñeiro do país, piñeiro silvestre, piñeiro de Monterrey, piñeiro de Oregón, mimosa, acacia negra, eucalipto, queiruga, carqueixa, xesta, uz (carpaza), fento, silva e toxo].

Nas edificacións e instalacións construídas sen licenza, a xestión da biomasa dará dereito a unha indemnización polos danos e perdas que poidan ocasionar, así como polo lucro cesante, a cargo das persoas propietarias dos terreos edificados a favor do dono das especies afectadas. As novas edificacións en zonas forestais e de influencia forestal deberán asegurar a existencia dunha faixa perimetral de protección de 30 metros dentro da mesma propiedade arredor da edificación ou instalación, libre de vexetación seca e coa masa arbórea aclarada.