jueves, 15 de diciembre de 2011

Barro-Meis acoge en su interior una planta de biomasa forestal




La empresa Montelimpo, de Ourense, se va a convertir en uno de los principales motores económicos del polígono Barro-Meis. La firma ha presentado una solicitud de terrenos para crear una planta de generación eléctrica a partir de biomasa forestal, proyecto que ha remitido a la Consellería de Industria para su exposición pública en los próximos días.

La propuesta que pone encima de la mesa la firma ourensana alcanza los 10 megawatios de potencia y consta de un parque de almacenamiento exterior, procesado y pretratamiento de la biomasa; una caldera de producción de vapor; un conjunto de equipos independientes asociados a la caldera; sistemas auxiliares como un desgasificador térmico, estación de inyección de productos químicos y sistema de extracción de ceniza; un grupo turbogenerador compuesto por una turbina de vapor; y otras muchos elementos técnicos que conviertan las instalaciones en seguras y productivas.

A ello hay que añadir la creación de una subestación que acogerá todos los transformadores necesarios para elaborar la electricidad que genere la combustión de la biomasa.El proyecto reúne todos los requisitos técnicos para asentarse en los terrenos del polígono industrial, aunque deberá superar todavía el período de alegaciones.

La llegada de esta iniciativa es algo que se viene esperando en Meis desde hace años. De hecho, en ese Concello se baraja desde hace años la puesta en marcha de una planta de biomasa que ayude a eliminar la maleza de toda la superficie forestal que posee el municipio. El suministro a la empresa permitiría garantizar la limpieza de un importante número de hectáreas y reduciría al mínimo las posibilidades de un incendio forestal como los que arrasaron gran parte del municipio en el año 2006. El Concello llevaba aguardando por este proyecto desde hace más de un lustro y parece que, por fin, se va a convertir en una realidad.

El parque empresarial de Barro-Meis fue impulsado por la Diputación de Pontevedra, a través del Ipespo, para ofrecer a las empresas suelo industrial de calidad y a un precio competitivo en una zona próxima a la ciudad de Pontevedra y con un buen sistema de comunicaciones muy próximo, ya que cuenta con accesos a la autopista, a la vía rápida de O Salnés y a la futura A-57. Sin embargo, los resultados en este aspecto no han sido del todo positivos, ya que no se ha logrado que en la superficie habilitada para las naves se hayan asentado muchas empresas. De todas formas, se espera cambiar esa tendencia y lograr que, en los próximos años, el polígono industrial se encuentre totalmente copado.