jueves, 26 de abril de 2012

Aceptada a trámite la primera Lei de Montes de Galicia



El pleno del Parlamento aceptó ayer a trámite, y solo con los votos del PP, el proyecto de Lei de Montes de Galicia, el primero de estas características que pueda ver la luz, debido a que un texto similar impulsado a finales del 2008 por el anterior Gobierno bipartito no pudo aprobarse por la convocatoria de las elecciones. El texto está llamado a reordenar la superficie forestal gallega, que abarca dos tercios del territorio de la comunidad, fijando límites a la segregación de parcelas y reformando de paso la normativa de prevención contra los incendios forestales.

Es precisamente la vocación que tiene este texto de reformar la ley contraincendios contra lo que dirigieron sus críticas los grupos de la oposición, hasta el punto de que la socialista Sonia Verdes no dudó en calificarla de «incendiaria», lo que exasperó en su escaño a la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana.

Perímetro de seguridad

El proyecto de la Lei de Montes, de hecho, reduce de los 100 a los 50 metros la franja de seguridad de vegetación controlada alrededor de las zonas habitadas, normalmente aldeas o pequeños núcleos de población. De igual modo, disminuye el tamaño del perímetro en el que se vetarán las especies pirófitas que favorecen la propagación de las llamas, como las acacias o los pinos, que pasarían de una franja de 50 a una de 30 metros.

«É unha lei incendiaria, que achega o lume ás casas e que aumenta o risco», manifestó Sonia Verdes, quien también reprochó que el texto le dé, en su opinión, un hachazo a las políticas de desarrollo rural y renuncie a «revertir as grandes eivas» del sector forestal, como sería el abandono o el minifundismo.

También la nacionalista Tereixa Paz cuestionó el proyecto, contra el que el BNG presentó un texto alternativo inspirado en el que se redactó en la etapa del bipartito. Paz denunció que el texto del PP «aposta por un modelo colonial» que, a su juicio, favorecería que vinieran a Galicia empresas foráneas a plantar especies de crecimiento rápido como las mimosas. Y además, insistió, «fulmina a política de prevención de incendios forestais» construida en los últimos años.

Aprovechamiento del monte

La conselleira de Medio Rural tomó la palabra en la tribuna de oradores para defender el proyecto, destacando que su objetivo consistía en «asegurar o aproveitamento do monte» a partir de su «sustentabilidade económica, social e ambiental». Rosa Quintana puso de relieve que la norma es el producto de más de dos años de trabajo y de debate en el seno del Consello Forestal, y puso en valor las medidas que recoge el texto para combatir el abandono de la superficie forestal, vincular más a las comunidades con la gestión de los montes y las recetas que recoge para combatir el minifundismo.

El texto abre la puerta a que se pueda reforestar superficie agraria útil, siempre que esté abandonada, e impide que se segreguen parcelas forestales por debajo de las 15 hectáreas. También impulsa las sociedades de fomento forestal, las llamadas Sofor, y recoge medidas de reinversión tras las talas.

Enxeñeiros pontevedreses deseñan unha ferramenta que mide a madeira que produce o pequeno propietario


Unha porcentaxe importante das vendas de madeira de Galicia son xestionadas por pequenos propietarios forestais e polas comunidades de montes. Non obstante, dada a súa “escasa” preparación técnica, moitos deles non son conscientes do volume e do valor da madeira que poñen á venda, quedando á mercé das estimacións do comprador. Conscientes desta realidade, profesores e investigadores da EE Forestal deseñaron unha ferramenta informática que permite, “dunha forma sinxela”, medir a madeira e a biomasa que produce un monte, incluída dentro do Manual para a cubicación, taxación e venda de madeira en pé e biomasa forestal, que foi presentado este xoves aos principais actores do sector forestal galego. 

Os autores do libro, os profesores Enrique Martínez Chamorro e Luis Ortiz e os investigadores Raquel Dopazo, Daniel Vega e Martín González, desenvolveron unha aplicación que facilita información sobre o nivel de produción de madeira dunha parcela e o prezo de mercado, pensada principalmente “para os pequenos e medianos silvicutores e para os novos profesionais que se incorporan a este mundo” co obxectivo de mellorar o proceso de comercialización do sector. Como explicou o profesor Martínez Chamorro durante a presentación, a pesar de que algunhas asociacións de propietarios forestais prestan o servizo para cubicar e valorar as árbores, “non son unhas operacións frecuentes e como consecuencia, moitos dos pequenos propietarios descoñecen con exactitude o prezo e o volume do que están a por á venda”. Con esta nova aplicación, cada individuo terá un coñecemento “real” da madeira que produce e do seu valor no mercado. 



Unha aplicación necesaria

Juan Picos, secretario da Escola da Enxeñaría Forestal, destacou a relevancia desta aplicación para o correcto funcionamento do sector forestal xa que a maior parte das operacións económicas son realizadas polos pequenos propietarios e polas comunidades de montes. “Das 47.000 vendas de madeira que se levaron a cabo en 2011, a maior parte delas foron transaccións privadas entre individuos”, aclarou, consecuencia de que o 63% da superficie forestal de Galicia sexa propiedade privada. Picos tamén salientou que no pasado ano vendéronse un total de 7,7 millóns de metros cúbicos de madeira, “cifra moi próxima a datos de 2008, cando se alcanzara o maior rexistro histórico”. Para o secretario do centro, estes datos poñen de manifesto que, nun contexto desfavorable, “o monte segue a ser un sector emerxente”. 

Ademais da aplicación informática, o manual recompila “dunha forma rápida e ampla” os principais conceptos e realidades “que necesitan saber os pequenos silvicultores para o seu día a día”, sinalou Chamorro. Así, a publicación inclúe, entre outros temas, unha clasificación dos tipos de biomasa, as fases do aproveitamento forestal, formas de facer a taxación, tarifas de cubicación da madeira, o inventario, os trámites administrativos aos que hai que enfrontarse no momento da venda... Como sinalou Juan Picos, este libro convértese nun exemplo máis da transferencia de coñecemento da Universidade á sociedade “amosando como os recursos e as investigacións están ao servizo da cidadanía”. 



Software Cubi5Galicia

O investigador Martín González foi o responsable do deseño da aplicación informática que a bautizou co nome de Cubi5Galicia. Cunha navegación sinxela, o usuario ou usuaria debe introducir na páxina principal datos xerais sobre a propiedade forestal a medir, como o tipo de monte e de propiedade, o número de rexistro, o concello ao que pertence e a especie que ten plantada. Tras esta primeira descrición, o programa define o diámetro e a altura da masa forestal da parcela para logo estimar a cubicación. Finalmente a ferramenta facilita o volume total e o prezo en fábrica da madeira para o tipo de especie fixada, permitindo ademais o cálculo da biomasa que representa en función de seis categorías: o tronco, a cortiza, as ramas grosas e finas, as ramillas e as follas.

martes, 17 de abril de 2012

Enrique Valero: El día que sepamos lo que vale un bosque

Hemos asistido estupefactos al espectáculo mediático, político y social del incendio del Eume, en donde, otra vez más, cruces de acusaciones, reproches, justificaciones y oportunismo, se nos han servido profusamente. Con sinceridad, los únicos que han dado la talla son la gente de Conservación da Natureza, que se han encontrado con el siniestro, han dado la cara y le han hecho frente, junto con la honestidad de la Sociedade Galega de Historia Natural. Regresa la lluvia, el rifirrafe remite y el bosque gallego vuelve a abandonarse? hasta la próxima. 


Mientras, el mundo sufre una de las crisis más profundas conocidas. Los mercados financieros, demanda, crecimiento y empleo se desploman, sin descartarse una depresión más seria y prolongada.La humareda no oculta que los bosques son la más versátil infraestructura ecológica. Suministran servicios y mantienen recursos vitales, como el agua, el suelo, la biodiversidad y la mitigación del cambio climático. Asimismo, producen materia prima para una competitiva industria, que a su vez crea un amplio rango de biomateriales sostenibles y reciclables. El sector forestal europeo genera 300.000 millones de euros anuales, suministra el 8 % del valor añadido manufacturero, proporciona ingresos para 16 millones de propietarios y oferta 3,5 millones de empleos directos, principalmente en áreas rurales deprimidas. La propia FAO en un reciente informe reconoce que se podrían crear entre 10 y 15 millones de nuevos empleos mediante la reforestación, la ordenación de los bosques, la restauración de cuencas hidrográficas, la selvicultura y otras actividades del monte.

Europa apuesta firmemente por la «green economy» es decir, un modelo de «crecimiento inteligente», bajo en carbono, eficiente con los recursos naturales propios y socialmente inclusivo, que mantenga los servicios de los ecosistemas y la transferencia de tecnología, para crear empleos verdes. De hecho, la Comisión está ultimando la segunda Estrategia Forestal Europea, erigiendo a los bosques eje esencial de futuro. De ahí que las medidas forestales, contempladas en el Pilar de Desarrollo Rural de la nueva PAC, a punto de salir, son diversas y de hondo calado. Es la respuesta de Bruselas al pronosticar que el déficit de madera en Europa para el 2020 será de 300 millones de metros cúbicos anuales (Galicia produce 8) y, pretender que la producción de biomasa forestal en la UE pase de los 70 millones de toneladas del 2006 a los 250 millones de toneladas en el 2020.

Por último, los acuerdos internacionales sobre cambio climático han reconocido expresamente a las actividades forestales como una parte esencial en el secuestro de CO2, vía fotosíntesis, (capturan el 10 % de las emisiones totales anuales de la UE), el crucial rol sustitutivo de la biomasa por combustibles fósiles, y la importancia de promocionar la madera como materia prima, al retener el carbono en ella y ser reciclable, al contrario que otros materiales sintéticos o no renovables.

En oposición a lo que sucede con otros muchos sectores, desgraciadamente con perspectivas más bien lúgubres, el forestal presenta el viento de popa a escala europea y mundial. Parecería inteligente desplegar las velas, trazar un buen rumbo y pilotar esta nave con cierta destreza. Así, en lugar de tirarnos los trastos a la cabeza unos a otros, la sociedad gallega debería comprometerse a diseñar estrategias, poniendo en marcha procesos políticos lúcidos, consensuando metas y objetivos, y siendo capaces de construir desarrollo a largo plazo.

Para ello, se estima aconsejable entender que los incendios no son un arma electoral arrojadiza, así como tampoco un problema forestal, sino de delincuencia, en el que a todos, pobres y ricos, de derechas o izquierdas, urbanos o rurales, se nos calcina el patrimonio común, el que poseemos, y que el podríamos fácilmente alcanzar en el futuro. Visto lo visto, resulta plenamente vigente la máxima de Castelao, «el día que sepamos lo que vale un árbol, no tendremos necesidad de emigrar».

miércoles, 11 de abril de 2012

Grandes males estructurales sin solución a corto plazo

La vulnerabilidad del monte gallego al fuego no puede entenderse sin dos males estructurales que asolan el medio rural de esta autonomía: la pérdida de habitantes por el declive de las ocupaciones tradicionales del campo y la estructura minifundista de la propiedad. Ninguno de estos dos factores, que son determinantes para tener los montes más cuidados y evitar así los incendios, tienen una solución a medio plazo.

¿Cómo está repartido el monte?

En Galicia hay 700.000 personas que son propietarias forestales. Es decir, uno de cada cuatro habitantes. Muchos son dueños de microparcelas, muchas recibidas en herencias, de escaso valor. Como viven en las ciudades, se encuentran abandonadas. Son miles y miles de pequeñas fincas, muchas incluso de propietario desconocido.

¿Cuál es el resultado?

Que Galicia es una potencia forestal infrautilizada. Tiene 700.000 hectáreas deficientemente arboladas. Es decir, un tercio de su bosque es improductivo para las industrias.

¿Qué se ha hecho por reordenarlo?

Poco. O casi nada. En 1992, con el respaldo de todos los grupos, el Parlamento gallego aprobó el Plan Forestal de Galicia, que tenía una vigencia de 40 años y que recogía una inversión anual en el monte equivalente al 3 % del presupuesto autonómico. Desde entonces se ha incumplido. Y el resultado es que la comunidad, 20 años después, está igual pese a ser consciente del problema. La Xunta ha impulsado ahora una nueva Lei de Montes y ha puesto en marcha una nueva figura para atraer inversión privada que permita agrupar parcelas para explotarlas (Sofor).

¿Cuál es el reto?

Diseñar una estrategia a largo plazo que permita modificar la estructura de propiedad para lograr parcelas en las que sea rentable trabajar la madera. No hay mejor prevención contra el fuego. Canadá, Alemania o el País Vasco son ejemplo de ello.

martes, 3 de abril de 2012

Más sobre As Fragas do Eume...

Más sobre As Fragas do Eume: Un estupendo reportaje, breve, en dos vídeos sobre lo que eran estos bosques...


O monte é a Nosa Vida: "As Fragas do Eume"




Este vídeo foi realizado con imaxes das Fragas do Eume que concursaron en pasadas edicións de 'O Monte é a nosa vida*', un concurso co que a industria da madeira de Galicia quere transmitir á sociedade a importancia dos nosos montes.
*Todo o material audiovisual pertenze a Organizacion "O Monte é a nosa vida"

  Infografía: Desastre en un tesoro Ecológico

domingo, 1 de abril de 2012

El incendio que arrasa el corazón de las fragas del Eume sigue sin control

Me da pena que siempre se politice toda tragedia, estoy de acuerdo en que se pidan responsabilidades políticas, pero de ahí a ser populista me da vergüenza, no se olvide que ha sido INTENCIONADO, también me da vergüenza de ser gallego...nunca hemos cuidado nuestro entorno...Os incendios forestais apaganse de inverno, non no verán ou nun falso verán coma este, os cinco puntos básicos da lei de prevención contra os incendios forestais de Galicia són, organización, prevención, vixiancia,extinción,investigación. O único punto que non se cumple e o da prevención. A prevención, e a reordenación do monte, e a eliminación da mafia empresarial corporativa do lume, e o medio máis eficaz para loitar contra os incendios forestais.



La fuerza del viento, que determinará la evolución del fuego, es una de las principales preocupaciones. Las llamas han calcinado más de 750 hectáreas, según las estimaciones de la Xunta. Feijoo advierte que la búsqueda de los responsables de la tragedia «vaise facer con total intensidade»

El devastador incendio que desde las tres de la tarde de ayerdevora el corazón del parque natural de las fragas del Eume continúa activo. La extensión quemada por el fuego asciende amás de 750 hectáreas -500 arboladas-, según ha confirmado la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, y se ha extendido a los concellos de As Pontes y de Neda. «É unha pena para Galicia», ha asegurado la conselleira, quien ha destacado que el fuego «aínda non está técnicamente controlado», aunque sí el perímetro. Además, la consellería afirma que ha quedado estabilizado otro fuego en la misma zona de A Capela, que quemó 30 hectáreas.
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que también ha visitado la zona afectada, ha asegurado esta mañana que el incendio se inició ayer en torno a las tres y media de la tardeen tres focos distintos a la vez, y que las condiciones climatológicas -por la presencia de viento y humedad-, unidas a la sequía, favorecieron su rápida propagación. «A investigación de que persoa ou persoas son responsables vaise facer con total intensidade», ha declarado.
Ante las críticas ante los medios desplazados para la extinción de las llamas, Feijoo ha recordado que «os medios da Xunta e os medios da UME sobrepasan os 200 efectivos, non creo que se poidan poñer máis». En su opinión, la clave para controlar el fuego a lo largo del día estará en la fuerza del viento. Junto a las altas temperaturas, es una de las principales preocupaciones, pues las previsiones apuntan a que esta tarde podría haber rachas de entre 25 y 50 kilómetros y que determinarán la evolución del fuego, según informa Beatriz Couce.
«Non sei si quedará un metro cuadrado de fraga»
Pese a que se temía que las llamas llegaran a los concellos de Cabanas y Pontedeume, los focos continúan activos en A Capela y Monfero, donde trabajan 3 hidroaviones y un helicóptero. Sobre las 16 horas, han saltado al concello de As Pontes, donde el alcalde Valentín González Formoso ha confirmado que la parroquia de San Pedro do Eume se ha visto afectada por las llamas. Voluntarios de Protección Civil se sumaron a las tareas para tratar de controlar el fuego, según informa Carla Elías, algo que se ha conseguido cerca de las 20 horas.
El monasterio de Caaveiro no ha sufrido daños y se encuentra «permanentemente vigilado por dos camiones y efectivos de la UME», ha declarado a Efe el presidente de la Diputación, Diego Calvo. Sin embargo, la zona que rodea al enclave se ha vuelto a ver amenazado por las llamas. Además, se ha confirmado otro incendio en el concello de Neda, en el lugar de Cascadelos, donde se han desplazado cuadrillas de la Xunta.
«Non sei si quedará un metro cuadrado de fraga», ha lamentado Manuel Meizoso, alcalde de A Capela -el más afectado por las llamas-, en declaraciones a Radio Voz. El regidor ha calculado que se han quemado unas 2.000 hectáreas de superficie, frente a los datos ofrecidos por la Xunta, y asegura que durante la noche se produjeron «errores de coordinación» en las tareas de extinción.
El líder de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, uno de los primeros en llegar esta mañana, ha pedido sobre el terreno el«estado de emerxencia» para atender la oleada de incendios que está azotando a Galicia.

Los bomberos del Eume han confirmado hoy a Efe que el fuego de A Capela ha quedado bajo control, pero indican que las llamas siguen avanzando en otros puntos por varios focos activos simultáneos en el entorno del parque y ya afecta al municipio de Vilarmaior.

Un total de 286 militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se han sumado a las tareas de extinción. Llegaron equipados con 18 autobombas, 6 camiones cisterna y unos 100 vehículos de comunicación y apoyo.
El presidente de la Xunta , en la zona afectada
Feijoo, Quintana y el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, han visitado el municipio de A Capela para conocer de primera mano las labores de extinción del fuego forestal. A media mañana se reunieron con los alcaldes de los cinco concellos afectados: A Capela, Cabanas, Pontedeume, As Pontes y Monfero.
Los lugares de Coto, Teixido y Vilariño, en A Capela, limítrofe con As Pontes, tuvieron que ser desalojados ayer por la Guardia Civil y más de un centenar de personas tuvieron que dejar sus casas.
Aunque hace meses se produjeron otros incendios en las proximidades del parque natural, como el ocurrido en junio del 2011, lo cierto es que este abarca proporciones espectaculares. El humo se veía en Ferrol desde media tarde, y desde poco después de su comienzo, Pontedeume quedó oscurecido por la nube de humo que descendía desde los principales focos del fuego. Un grupo de excursionistas fueron rescatados cerca del pantano de A Capela por la Guardia Civil y una cisterna.La zona donde se originó el fuego es la misma en la que se proyecta una mina de andalucita a la que Medio Ambiente dio el visto bueno en el 2010 en medio de una gran contestación por parte de grupos ecologistas.