lunes, 28 de noviembre de 2011

La Xunta prohibirá plantar eucaliptos en medio de bosques de especies autóctonas

                                                                
La Xunta aumentará las restricciones sobre los eucaliptos. La nueva Ley de Montes prohibirá plantar estos árboles en zonas de bosques autóctonos. No se podrán intercalar estas especies, consideradas invasoras, con árboles frondosos caducifolios, característicos de Galicia, como los castaños, los robles, los nogales, abedules o alisos... Y, en caso de incendio, tampoco estará permitido repoblar estos montes con eucaliptos. Además se mantiene la obligatoriedad de solicitar un informe de impacto ambiental cuando se quiera plantar un eucaliptal con una superficie superior a las 5 hectáreas.

"Se establecen cortapisas importantes a los eucaliptos. Se incrementan los sistemas de control", sostiene el director xeral de Montes, Tomás Fernández-Couto. Aunque ya existe un decreto, del año 1989, que regula las plantaciones de eucalipto en Galicia y en el que, con carácter general, se impide sustituir una masa frondosa autóctona por un eucaliptal, esta norma estaba teniendo poca repercusión práctica puesto que hasta ahora la Consellería de Medio Rural no podía delimitar la extensión y ubicación de los bosques de especies autóctonas. Una de las novedades que introduce la nueva Ley de Montes es la obligación de la Xunta de inventariar estas masas arbóreas. "Es un avance importante, porque a partir de ahora quedarán registradas y ahí no podrás introducir ni intercalar eucaliptos y además lo haremos por ley", aclara el director xeral de Montes.

Esto supone un giro radical a las políticas públicas que se estaban desarrollando hasta ahora. Aunque el bipartito intentó poner coto a la proliferación de eucaliptos no llegó finalmente a aprobarse ninguna medida para restringir su expansión. Esta especie se introdujo durante el franquismo y en los años noventa su plantación llegó incluso a estar subvencionada. Se trata de un árbol de crecimiento rápido, lo que le da ventaja con respecto a otras especies destinadas al aprovechamiento de la madera. Sin embargo, es invasora y ha ido ganando terreno en los últimos años a costa de las especies autóctonas, además de empobrecer los suelos y de que su elevado carácter pirófito favorece la propagación de los incendios. Según un informe de Greenpeace, podrían ocupar cerca de 245.000 hectáreas de monte gallego. Se estima que de los 600.000 propietarios forestales que hay en Galicia, al menos 120.000 poseen fincas con eucaliptos."Con la nueva ley garantizamos que las masas autóctonas que tenemos no van a desaparecer", advierte Fernández-Couto.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Una mayor utilización de madera española para fabricar papel podría crear hasta 8.000 nuevos empleos rurales verdes


La Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel) ha asegurado hoy que incrementar el abastecimiento de madera nacional, potenciando la competitividad de las plantaciones españolas y la comercialización de su madera, podría suponer la creación de hasta 8.000 nuevos empleos rurales verdes.

Este incremento es uno de los objetivos del sector de la celulosa y el papel para los próximos tres años, según se recoge en la Memoria de Sostenibilidad 2011 de esta asociación.
Para Aspapel, “el desarrollo de nuestro gran potencial forestal, poniendo en valor las grandes extensiones baldías de antiguos terrenos agrícolas y ganaderos ahora abandonados, supone una clara oportunidad para el desarrollo rural y la economía verde. El cultivo de madera para papel es una buena alternativa para la creación de empleo verde rural, contribuyendo además a las rentas de los numerosos pequeños propietarios forestales”.

Sin embargo, tan solo el 70% de los 5,8 millones de toneladas de madera de pino y eucalipto utilizados en España en 2010 para fabricar papel procedían de plantaciones españolas, mientras que el restante 30% se importaban de plantaciones de pino y eucalipto de Portugal, Uruguay y Argentina.

Además, el déficit de madera española, que obliga a recurrir a la importación, supone sobrecoste económico y pérdida de competitividad para el sector de la celulosa y el papel, además del coste medioambiental debido al transporte. En los últimos cinco años la importación de madera para la producción de celulosa para papel se ha incrementado en un 40%, pasando de 1,3 millones de m3 en 2005 a los más de 1,8 millones de m3 actuales.

La madera para papel se cultiva en España en 288.000 hectáreas de plantaciones de eucalipto y 71.000 hectáreas de plantaciones de pino insigne. La mayor parte de esta superficie de plantaciones pertenece a pequeños propietarios forestales.

Esas plantaciones para papel suponen actualmente en España 4.120 empleos directos, relacionados con los trabajos de repoblación y selvicultura de los cultivos de madera, a los que hay que sumar 12.360 empleos indirectos -maquinaria, transporte, talleres…-.

No hay madera española certificada en el mercado

El camino para aumentar el consumo de madera nacional pasa por las mejoras en la gestión sostenible de las plantaciones y su certificación. Actualmente el 100% de las fábricas de celulosa españolas tienen certificada su cadena de custodia con PEFC y/o FSC. Pero, pese al esfuerzo de la industria, apenas hay madera nacional certificada en el mercado.

lunes, 14 de noviembre de 2011

El Consello Forestal apoya la Lei de Montes tras modificarse gran parte del articulado

La Lei de Montes de Galicia resolvió ayer con éxito su penúltimo trámite antes de entrar en el Parlamento. El Consello Forestal dio su visto bueno al borrador del anteproyecto de un texto con el que, en palabras del conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, se pretende «manter a rendibilidade económica, social e ambiental do monte».

Medio Rural había preparado bien la reunión. Previamente contactó bilateralmente con todas las organizaciones del sector. El objetivo era buscar el máximo consenso posible. Fruto de esa negociación, se han aceptado muchas de las alegaciones, lo que ha supuesto modificar el 75?% de los 170 artículos de la ley.

La búsqueda de consenso ha sido exitosa para Medio Rural. Las únicas entidades que ayer mostraron su desacuerdo fueron el Sindicato Labrego Galego (SLG) y la Organización Galega de Comunidades de Montes. El SLG ve en el texto «un atentado contra as explotacións agrarias e gandeiras de Galicia» y advierte que «só é unha ferramenta útil para xeneralizar a invasión do eucalipto en todo o país, pois favorece a introdución masiva de cultivos de agromasa e enerxéticos nos nosos montes», señaló Carmen Freire, secretaria xeral de este sindicato.

Sin embargo, Unións Agrarias ) y Xóvenes Agricultores  valoran el esfuerzo por consensuar la ley y reconocen que se han incorporado al texto buena parte de sus alegaciones. «Non renunciamos a que as que aínda non figuran acaben entrando na lei, pero para iso estará o trámite parlamentario e o desenvolvemento dos regulamentos», explicó el representante de UU.?AA. en el Consello Forestal, Jacobo Feijoo. Ahora el texto pasará al Consello Económico e Social antes de llegar a O Hórreo.

Novedades

Una de las novedades de la ley que se dieron a conocer ayer durante la reunión de este órgano consultivo es la creación del Sistema Rexistral Forestal de Galicia, en el que se recogerán las masas consolidadas de frondosas autóctonas para optimizar su gestión. También la creación de un contrato temporal especialmente orientado a los montes vecinales necesitados de ayuda pública para alcanzar una gestión forestal sostenible.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Cerdedo diseña un proyecto de atracción turística con un parque forestal de ocio



El alcalde de Cerdedo, José Balseiros, mantuvo en la mañana de ayer una reunión con el director xeral de Conservación da Natureza, Ricardo García Borregón, para avanzar en la definición de un proyecto medioambiental y de dinamización turística que, entre otras iniciativas, incluye la creación de un parque forestal de ocio.

La actuación engloba diversas acciones para poner en valor el patrimonio natural del municipio como foco de atracción turística. Diversas de estas apuestas se articularían en base a una ruta Cerdedo-Cabenca-Cavadosa. En este recorrido se podría disfrutar de la belleza del entorno en el que nace el río Seixo, un espacio medioambiental protagonizado por cascadas. En el recorrido existe también un molino, una construcción que se proyecta recuperar. Una vez alcanzada la cesión temporal al Concello por parte de sus propietarios de esta construcción, la idea es recuperar el antiguo aserradero y utilizar el almacén existente para la habilitación de un museo etnográfico.

El alcalde indicó que la ruta diseñada atraviesa diversos espacios de la Red Natura, ámbitos de gran singularidad para los que sería preciso adoptar medidas de preservación de flora y fauna. Además, otro de los puntos de interés que pretende incluir esta actuación es la restauración de estanques y zonas de presas, una labor en la que ya se implicó al Obradoiro de Emprego de Cerdedo. Esta intervención persigue un doble objetivo: regular el cauce del río y promover la creación de espacios apropiados para la cría de truchas. El taller de empleo tiene previsto recuperar siete de estos elementos.

La ruta Cerdedo-Cabenca-Cavadosa encontraría en su discurrir un elevado número de molinos. El regidor local indicó que, con el asesoramiento y ayuda del Instituto Enerxético de Galicia (Inega, la pretensión sería poner a funcionar dos de ellos, a través de la colocación de turbinas, para que pudiesen generar energía eléctrica con la que iluminar, sin coste añadido para las arcas municipales, la ruta y los espacios medioambientales que se desea potenciar.

La idea del Concello es poder contar con el proyecto de toda esta iniciativa a comienzos del primer trimestre de 2012. Seguidamente, se buscará la implicación de distintas administraciones y departamentos. Balseiros reconoció que el momento es complicado pero que el proyecto se presenta de manera compartimentada, de manera que se podría ir dándole impulso a sus distintas partes por fases.

martes, 1 de noviembre de 2011

Reforestar con pinos del sur de la Península limitaría los daños del fuego




José Antonio Vega, experto del Centro de Investigación Forestal de Lourizán y los investigadores Luis Ortiz y Daniel Vega, de la Escuela de Ingeniería Forestal han analizado la resistencia al fuego del pino, "pinus pinaster", en distintas regiones de la península Ibérica. Afirman que conocer la probabilidad de supervivencia de esta especie tras un incendio forestal, resulta crucial para la gestión forestal, debido al gran valor ecológico y económico del pino en Galicia. El estudio de estos investigadores concluye que las especies del sur sobreviven a las llamas en un porcentaje mayor que las del norte de la península, "lo que sirve de indicador para introducir en los montes gallegos los genotipos más resistentes y limitar el efecto de los incendios forestales", explica el profesor Luis Ortiz.


Distintas especies


Estos investigadores han examinado más de 3.000 árboles de distintas especies en zonas afectadas por el fuego, en concreto en Galicia, Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha. 

El trabajo se hizo entre los años 1994 y 2007 y, según sus conclusiones, la especie gallega es la que más índice de mortalidad presenta tras la catástrofe incendiaria. 

La relevancia de este estudio radica en la importante presencia del "pinus pinaster" en la cuenca mediterránea, en concreto en España, donde tiene su mayor extensión y donde se encuentra la mayor variedad de especies. Se trata, según explican, de una consecuencia de ser empleada en procesos de reforestación anteriores.



Indicadores 

Este tipo de estudios, además de indicar el nivel de supervivencia de cada genotipo de pino, ayudan a las comunidades de montes en la toma de decisiones después de un incendio. Así, los expertos marcan una serie de indicadores en función del estado de la copa del árbol, para establecer el momento más idóneo de la tala, una vez que la especie fue alcanzada por el fuego."Identificar el nivel de daños a partir del porcentaje de fracción de ramas secas, facilita la toma de decisiones por parte de los gestores forestales encargados de las labores de regeneración tras un incendio", aclara el profesor Ortiz. Desde el punto de vista económico, indica que conocer el momento idóneo de corte permite evitar que los propietarios se precipiten a la hora de decidir y pierdan la inversión hecha en la plantación.


Escarabajos 


Por otra parte, esta investigación también estudia el efecto del ataque de escolítidos (pequeños escarabajos) en los árboles. Entre las conclusiones de este apartado se subraya que, aunque por sí solos no son capaces de producir la muerte de la especie, sí que causan importantes daños en aquellas especies dañadas por el fuego.

Son algunas de las conclusiones que aporta este estudio elaborado durante trece años por los investigadores de la Universidad de Vigo y del Centro de Investigación Forestal de Lourizán, en Pontevedra.