La Xunta seleccionará en dos meses los proyectos para las plantas de biomasa

Medio Rural hará en noviembre la primera criba tras obtener informes ambientales y de viabilidad energética de las candidatas para adjudicar las instalaciones en primavera
 
Las siete plantas de biomasa que el bipartito se proponía crear en Galicia para generar energía a partir de residuos forestales y contribuir a limpiar los montes serán adjudicadas en un plazo máximo de siete meses, según el secretario general de la Consellería de Economía e Industria, José Riesgo, quien ayer compareció en la comisión de energía del Parlamento gallego para responder a una pregunta del BNG y despejar cualquier duda sobre el otro concurso energético que los nacionalistas consideraban en peligro tras la entrada del Partido Popular en la Xunta.


De las 48 propuestas presentadas por empresas como Unión Fenosa, Norvento (Caixa Galicia), Ferrovial, Enel o Ence, la Consellería de Economía ha descartado seis por errores administrativos en los anteproyectos o los planes de empresa que incluyeron en sus ofertas.

Los 42 proyectos que quedan tendrán ahora que someterse al informe medioambiental de la Consellería de Medio Ambiente e Infraestruturas y también al de Medio Rural, que analizará los planes de empresa y los anteproyectos para evaluar la viabilidad de las instalaciones propuestas. El departamento que dirige Samuel Juárez será el encargado de hacer la segunda criba. La primera la hizo Industria el 22 de julio, cuando publicó en el Diario Oficial de Galicia (DOG) que todos los proyectos presentados al concurso presentaban errores administrativos y dio a sus promotores 10 días de plazo para subsanarlos. Las iniciativas no acreditaban suficientemente su capacidad técnica o económica o contaban con un plan empresarial incompleto. Fuentes de la Consellería detallaron ayer que las seis que se quedaron fuera renunciaron a modificar sus proyectos o volvieron a presentarlos con deficiencias.

La Xunta cuenta con adjudicar la construcción de las siete plantas entre marzo y abril de 2010, una vez obtenida la "propuesta de prelación" de Medio Rural, con lo que parece poco probable que los complejos empiecen a generar electricidad antes de 2011.

El decreto que regula el concurso fue aprobado en noviembre del año pasado por la entonces Consellería de Innovación e Industria que dirigía el nacionalista Fernando Blanco. El proyecto para la creación de hasta 8 plantas de biomasa con una potencia total de 79 megavatios (MW) -10 por cada una- preveía una inversión de 131 millones de euros y 40 consignados por la Xunta y delimitaba siete "zonas de interés" para su instalación en las comarcas de Xallas-Terra de Soneira; Terra Cha-Eume; A Fonsagrada-Meira; Deza; Terra de Lemos- Chantada-Sarria; O Condado-Paradanta y Verín-A Limia, áreas, argumentaba el bipartito, en las que se generaban residuos catalogados para su uso como biomasa. Entre los 48 proyectos presentados, las empresas proponían ubicaciones como Mazaricos, As Pontes, Curtis, Ordes, Begonte, Mondoñedo, Monforte, Vilalba, O Porriño, Pantón o Carballeda de Avia.

Durante su comparecencia, José Riesgo asumió los argumentos del área nacionalista del bipartito al destacar que el aprovechamiento de la biomasa forestal no sólo produce un bien social, sino también medioambiental y energético y anunció que la Consellería de Economía e Industria pretende también obtener rendimientos de la biomasa animal (lodos procedentes de depuradoras y otros residuos) para obtener biogás y apostar por la obtención de biocombustibles.

Con las siete centrales de biomasa forestal, la Xunta no sólo pretende obtener energía eléctrica de la quema de desechos forestales, sino también térmica. El representante de Economía añadió además que el Instituto Enerxético de Galicia (Inega) elabora un plan estratégico de aprovechamiento de la biomasa forestal.

La diputada del BNG Tareixa Paz destacó el papel que tendrían las centrales de biomasa en la prevención de los incendios en una doble vertiente; al reducir los residuos que quedan en el monte y los permisos de quemas controladas que pueden derivar en un fuego forestal. Riesgo aprovechó su comparecencia para aclarar que la Consellería siempre tuvo la intención de "agilizar los trámites" y nunca de echar abajo el proceso iniciado por el bipartito.

Las plantas de biomasa que funcionan en Galicia fueron promovidas por la industria forestal para aprovechamiento energético.

Fuente: http://www.laopinioncoruna.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tablas de precios orientativos de la madera