Dueños de montes piden que la Xunta colabore en la certificación forestal

La agrupación de Monfero sugiere que llegará el día
en que la madera no podrá salir al mercado sin evaluación


Tala de eucaliptos gigantes en una finca de Monfero,
perteneciente a un miembro de Fomento Forestal

Propietarios de montes madereros de la zona de Monfero han pedido a la Xunta una mayor implicación en la certificación de los bosques de la zona. Según ha explicado Luis Garnelo, presidente de la asociación Fomento Forestal y radicada en aquel municipio, si la consellería «no empieza a tomar en serio esto nos podemos encontrar con que no podremos vender parte de la madera o lo tendremos que hacer a precios muy devaluados».

A juicio de Garnelo, llegará a ocurrir que no se pueda vender madera del país para una obra que se ejecute en la comunidad autónoma porque el producto no cuenta con la certificación forestal. «Sería una broma de mal gusto que Galicia tenga que importar madera porque sus bosques no están certificados». El presidente de Fomento asegura que solo la empresa Cando, de San Sadurniño, dedicada al remate y compra, cuenta con las certificaciones. Del resto solo los grandes propietarios han gestionado esta certificación. Se trata de un sistema de evaluación independiente sobre la gestión que se realiza en los bosques y en la plantación. Incluye un segimiento del producto desde que se planta el árbol hasta que se tala, se vende y comercializa. De esta forma se garantiza así al consumidor que compra un mueble que ese producto procede de una masa arbórea certificada y gestionada con fase al cumplimiento de unos niveles mínimos desde el punto de vista ambiental, social y económico. Hasta tres euros por tonelada puede perder el propietario, añade Garnelo, si no cuenta con la certificación. La exportación de la materia prima a mercados europeos, uno de los destinos que tenía el eucalipto, puede verse afectada por esta situación.

Fuente: www.lavozdegalicia.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tablas de precios orientativos de la madera

LA FRACCIÓN DE CABIDA CUBIERTA