Cerdedo presenta un proyecto a nivel europeo para la prevención de incendios

Superficie con alto riesgo de incendio. Una parroquia de especial vigilancia y muy alta vulnerabilidad del suelo. Ayuntamientos del entorno con un alto riesgo de incendio y vulnerabilidad. Ésta es la radiografía frente al fuego que atribuye al Concello de Cerdedo un proyecto que el municipio presentará para sentar las bases que permitan la creación de un centro de Formación, Innovación, Recursos y Educación (FIRE), después de trabajar en la reducción del alto índice de incendios forestales provocados mediante el diseño de campañas de información y comunicación. El municipio cerdedense enmarca esta iniciativa en la línea de ayudas del proyecto LIFE+, que cofinancia actuaciones a favor del medio ambiente en la Unión Europea y en varios terceros países.


Para perfilar la situación del municipio en lo que a la importancia de la prevención y la lucha contra el fuego se refiere, a los datos aportados por el estudio que acompaña a este proyecto se pueden sumar los que arroja el Plan de Prevención e Defensa contra Incendios Forestais del Distrito XVI para el período de estudio 2002-2007. En ese intervalo Cerdedo registró 150 focos y 8.086 hectáreas fueron pasto de las llamas. En un solo incendio sufrido por la parroquia de Pedre en agosto de 2006 se calcinaron más de 7.000. Estas cifras sitúan al municipio cerdedense como el concello de las comarcas de Deza y Tabeirós con una mayor superficie quemada entre 2002 y 2007. La parroquia de Quireza figura entre las zonas de especial vigilancia. En el citado informe el distrito forestal situó como parroquias con prioridad de actuación muy alta por su riesgo de incendio las de Castro, Cerdedo, Figueroa, Folgoso, Parada, Pedre y Tomonde.

En vista de esta situación, el proyecto que ahora presenta el Concello de Cerdedo se divide en dos fases. En una primera etapa se trabajaría en la reducción del alto índice de incendios forestales provocados mediante el diseño de campañas de información y comunicación. El estudio que acompaña al proyecto recuerda que el 83% de los focos que se registran en la comunidad gallega son intencionados. En el caso de las comarcas de Deza y Tabeirós-Montes el 84% de los 3.023 incendios registrados en el período 2002-2007 tuvieron ese origen.

La segunda fase del proyecto recoge la evolución hacia la creación de un centro de formación, innovación, recursos y educación, que daría continuidad al proyecto a partir de 2012. Este centro FIRE se encargaría de realizar las campañas de divulgación –como puede ser el caso de los congresos–, formación, prácticas e innovación, apartado este último dedicado a la práctica de estudios y nuevas formas de comunicación. Este centro se potenciaría como ámbito para la educación ambiental para jóvenes, configurando un espacio disponible para actividades al aire libre.

Capacitar y sensibilizar

En conjunto, el objetivo es reducir los incendios provocados y proporcionar formación, información y sensibilización tanto a propietarios como a profesionales. Se buscaría capacitar y sensibilizar a la sectores habituados a usar el fuego en sus tareas y a la sociedad en general sobre los impactos ambientales, sociales y económicos de los incendios forestales. De este modo, en cuanto al público objetivo de este proyecto se cita inicialmente personas mayores de 40 años, en la medida en que este estrato poblacional se identifica con las franjas de edades en las que se detecta que hay un mayor número de incendios provocados, así como propietarios. Al cabo de dos años se evolucionaría hacia en centro FIRE, con labores de formación y educación dirigidas a todos los estratos de la población.

La actuación contempla asimismo la posibilidad de ser relevante o extrapolable a otros lugares de la Unión Europea por las similitudes de los bosques del Arco Atlántico.

Gran impacto

Los datos que acompañan la explicación del proyecto permiten tomar conciencia del impacto social, ambiental y económico de los incendios forestales. Una valoración de este impacto arrojaría una cifra estimativa de 5.500 euros por hectárea forestal, sin contar los gastos en materia de prevención y extinción. Se apunta también que los incendios forestales en España emiten anualmente a la atmósfera aproximadamente 6 millones de toneladas de CO2, cifra que equivale a las emisiones anuales de dos millones de turismos.

Fuente: www.farodevigo.es

Comentarios

  1. Como siempre del Concello de Cerdedo surgen ideas y proyectos pilotos inovadores pero que rara vez se ven cumplidos por distintos motivos.

    Esperemos que este no sea uno más de esos y la inversión que se realice sirva para concienciar a la ciudadania sobre los incendios forestales y sus consecuencias y en segundo termino como fuente de creaccion de empleo. Para eso deben llevan una buena gestión del proyecto y no cogerlo con pinzas ... esperar a ver que surge.

    Confiemos en el buen hacer del Concello de Cerdedo y sus dirigentes porque otras entidades dejaron mucho que desear en su gestion y aparecieron muchos damnificados (entre ellos mi persona) y esperemos que esto no vuelva a suceder.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tablas de precios orientativos de la madera